Charla sobre el dinero

El martes 26 de julio di una charla en Pecha Kucha sobre el dinero. Acá dejo el texto y las imágenes.

“El tema del dinero es un tema que desvela al hombre desde hace mucho tiempo. Bah, por lo menos a mi.

El dinero tiene un papel central en nuestras vidas, ejerce un poder enorme sobre lo interno y lo externo. Si queremos conocernos y desarrollarnos, tenemos que ser conscientes de como el dinero afecta cada aspecto de nosotros

El dinero es, para mí, una forma de energía que liga nuestras relaciones con la naturaleza, la salud, la educación, el arte, la justicia social y, por supuesto, con el trabajo.

La plata es una fuerza motriz en la vida humana. Y no se trata de lamentarlo o festejarlo, sino que se trata de observarlo y comprenderlo.

Reflexiono mucho sobre si estamos en una época espiritualmente más evolucionada o involucionada. No lo se. Es muy difícil darse una idea de ello leyendo libros de historia, filosofía o religión. De lo que estoy casi seguro es de que el dinero es hoy más importante que nunca.

Para mi la guita es el vínculo entre mi espíritu y el mundo material que está allá afuera. Es la herramienta que me permite conectarme con las cosas que creo que me alimentan, que me hacen crecer, que me hacen pensar, que me hacen disfrutar.

A veces me confundo y admiro a una persona porque tiene dinero. Y después me doy cuenta de que eso no es justo. Porque dinero se puede heredar, puede ser producto de un golpe de suerte o simplemente se puede tener habilidad para hacer dinero. Será que todas las personas que tienen dinero están vacías espiritualmente? Por supuesto que no. Lo que trato de decir es que la cantidad de dinero que tiene una persona me dice muy poco sobre ella: no me dice si es sabia, si es interesante, si es buena, si es sensible.

También me debato sobre si el dinero es una reserva de valor que asegura mi futuro. Pero cuando lo medito bien me doy cuenta de que sólo por un plazo limitado. En el largo plazo hay tantas cosas que pueden cambiar y modificar el valor de lo material que poseo, que realmente lo más valioso es mi capacidad de reinventarme a mi mismo, de generar cosas nuevas que me permitan satisfacer mis necesidades y seguir desarrollándome como ser humano en todos los planos, incluido, claro, el profesional.

La plata es como un satélite en órbita alrededor de un planeta, que somos nosotros. Si se aleja mucho de la influencia de la gravedad, lo perdemos. Si se acerca mucho corremos riesgo de un choque. Y el dinero es justamente así: quien lo ignora o menosprecia llega casi invariablemente a un punto de su vida donde sufre limitaciones y penurias producto de no dominarlo. Quienes viven pendientes de la guita, creo que se empobrecen a todo nivel. La codicia no tiene límite y podés dedicar toda tu vida a amasar una fortuna y no usarla para nada que te de placer, te haga crecer, aprender y darle una mano a otros.

La contradicción del mundo moderno, por lo menos de lo que yo puedo percibir en occidente, es que muchas personas van detrás del dinero cuando lo que en realidad dicen querer es ser felices.

El razonamiento es: sin dinero es imposible ser feliz en este mundo, por ende debo ir detrás del dinero aunque esto implique perder momentáneamente mi felicidad. Una vez alcanzado el bienestar económico voy a tener tiempo para hacer las cosas que disfruto. Es muy común encontrar personas con esta lógica en el ambiente empresarial que dicen que su mayor anhelo es pasar más tiempo con su familia, trabajar mucho hoy para poder asegurarse un futuro con tiempo para la pareja y los hijos. Pero el mañana nunca llega, y ahí es donde caemos en el error: si queremos pasar más tiempo con nuestras familias tenemos que trabajar menos, no más. Y creo que ocurre lo mismo con la salud: la enfermedad está íntimamente relacionada con el nivel de stress con el nos cargamos y después queremos usar el dinero para curarnos.

Hace poco conocí a un monje budista. Una persona muy especial. Nos dio, a un grupo una charla sobre el dinero. Luego me quedé conversando con él un rato. Para mi fue iluminadora. No les puedo contar en estos minutos todo lo que dijo, ni siquiera creo que entendí todo en profundidad, pero hubo algo muy significativo para mi que fue la forma en que el budismo ve el flujo de energía positiva en el ciclo de la vida. Nos explicó básicamente que ayudar a otros a hacer dinero produce que nosotros generemos dinero. Y hecho de la forma correcta, funciona el 100% de las veces. Yo siempre sentí algo de esto. Y desde hace muchos años dedico parte de mi tiempo a ayudar a personas que tienen proyectos o ideas de negocio a concretarlas, conectarlos con inversores, darle mis opiniones sobre su producto, conseguir clientes y ese tipo de cosas. Pero siempre lo hice de agradecido por lo que la vida me dio a mi. Nunca pensé que era la razón por la que me sigue yendo bien. El monje me abrió una nueva dimensión, me sumó una mirada desde una filosofía milenaria que me dio vuelta la cabeza.

Qué significan todas estas cosas en la práctica? Que yo trato de que mi agenda refleje mis verdaderas prioridades. Tiempo para mi mujer, tiempo para mis hijas, tiempo para mis amigos y el resto de mi familia. Eso incluye juegos en casa, salidas, viajes, bares, restaurantes, fiestas. Tiempo que destino a lo laboral, en donde trato de hacer lo que más me gusta y en lo que soy bueno y puedo aportar valor. El resto trato de delegarlo. Y tiempo que dedico a otras cosas que me gustan pero no generan ningún tipo de ingreso: dibujar, un taller que tengo en el barrio de la boca donde trabajamos con todo tipo de materiales, leer y escuchar música.

Hoy en día cuando pienso un proyecto ya no pienso cuánto voy a ganar. Pienso como va a afectar mi forma de vida, como va a ser trabajar en eso todos los días, ponerle mi tiempo, mi energía. Va a ser divertido? Va a ser desafiante? Me va a poner en contacto con gente interesante? Sé que mi mente materialista y capitalista solita le va a encontrar una veta comercial, eso no es un problema.

Mientras pensaba esta charla me imaginaba alguien diciendo para sus adentros: claro, es fácil decirlo cuando ya se logró cierta tranquilidad económica. Y es justamente por lo que me animé a hablarles de esto: siempre tuve claro que tenía que luchar contra la ilusión de generar plata. Mi verdadero objetivo es y siempre fue hacer cosas lindas y compartirlas con otros.”


2 thoughts on “Charla sobre el dinero

  1. Gracias Gesualdo! El video que me mandás es excelente. Es muy bueno hacer el ejercicio de pensar más allá del dinero. De todos modos, el dinero es una componente intrínseca del sistema en el que vivimos hoy inmersos y es necesario tenerlo en cuenta en las decisiones que tomamos día a día. No lo podemos ignorar y siempre corremos el riesgo de que termine siendo demasiado importante.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *