Simpáticas cajitas de papa II

Esta receta es de esas para laburar mucho y comerlas en un santiamén. Si quieren algo rápido y abundante esta no es la receta indicada! Pero es una delicadeza que merece ser preparada.

Requiere papas grandes, huevo, aceite de oliva, sal, pimienta, dos aros de corte y un ahuecador. Para esta preparación van mejor las papas blancas. Primero se seleccionan y se lavan bien. Considerando el tamaño del molde, calculen a ojo cuantos cilindros van a salir de cada papa para tener un cilindro por persona. Las papas pueden pelarse o dejarse con la piel, eso es a gusto de cada uno.

Generen los cilindros de papa y emparejen el lado más irregular cortando con un cuchillo, dejando una cara totalmente plana que será el fondo de nuestra cajita. El disco que sale lo descartan. Del otro lado corten también una ruedita de medio centímetro, que será la tapa de la caja.
Tomen el cilindro y con el aro de corte más pequeño hagan una incisión en el centro y hacia el fondo del cilindro, pero paren unos 5mm antes de llegar al extremo, de modo de no transformar al cilindro en un cañito. Continue reading “Simpáticas cajitas de papa II”

Vamos los humanos!

Tuve una visión. Que no somos solos. Somos en un punto, uno solo como especie. Si, suena new age, pero dejenmé explicar. Se me vino a la cabeza que el sentido de la vida de cualquier especie debe ser la supervivencia de esa especie, una vez aceptado el hecho de que moriremos como individuos. Entonces la forma de transcender, de seguir de alguna manera en este mundo, es a través de nuestros genes o nuestros memes (nuestras ideas). Para ello es necesario que la raza humana siga existiendo.

Este hecho me generó un estado de conciencia que me conectó con algo que me hizo sentir que no solo necesitamos de los otros sino que esa necesidad se transforma en una conexión y viceversa. En el fondo de nosotros está toda la humanidad.

Entonces dije (y acá ya me estoy equivocando, quizás) pero dije: esto hay que comunicarlo de una forma que la mente capitalista y materialista lo entienda. Y se me ocurrió generar una marca de los humanos (que incluya logo, bandera, vincha, merchandising, action figures y comerciales) y, en seguida se lo empecé a comunicar a mis amigos, a las personas que estaban conmigo en ese momento. A todos les encantó. Mi amigo Lucas dijo: ah, una especie de Vamos los humanos! – Sííííí le dije, exacto. Eso mismo. Y así nació este dibujito. Un proyecto de logotipo, digamos. Continuará.

El otro día hablando con @santisiri me pasó este video que tiene mucho que ver con esto.